En el mar Báltico se ha desarrollado el primer proyecto de energía eólica marina: Wikinger. Este parque ha sido construido por Iberdrola y produce energía para más de 350.000 hogares alemanes.

La empresa española apuesta por este tipo de energía renovable en el que ha invertido 1.400 millones de euros, una cifra que Iberdrola nunca había llegado a promover a energías limpias.  Este parque se convierte en su primer proyecto eólico marino, en el que han comenzado con 70 aerogeneradores que se elevan a 75 metros sobre el agua.

El país alemán ha sido seleccionado para instalar estos molinos de viento acuáticos, ya que ofrece subvenciones a proyectos de este tipo. El objetivo de Alemania reside en conseguir en 2020 que el 40% de su consumo eléctrico provenga de energías renovables.

Si quieres conocer todos los detalles, visita el siguiente enlace de El País.

 

Share This

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar