Arquitectos españoles construyendo nuevos horizontes por el mundo

El 1 de enero de 2015 había 2.183.043 españoles inscritos en los registros consulares, un 48% más que en 2009 según el INE (Instituto Nacional de Estadística). Con estos datos toma fuerza la afirmación del Banco de España, desde donde señalan «la posibilidad del inicio de una significativa fuga de cerebros que podría exacerbar los efectos de la crisis» si se prolonga en el tiempo.

SONY DSCUn informe del supervisor del Banco de España señalaba el “efecto red” como el impulsor de esta marcha masiva. El “efecto red” hace referencia a todas aquellas relaciones de apoyo existentes entre las comunidades de expatriados, consideradas como “una potencial amenaza a la economía española”.

Pero tenemos que ser capaces de darle la vuelta a la situación y ver las oportunidades en lugar de las amenazas. La crisis ha actuado como ese empujón que nos faltaba para convertir a nuestros profesionales del gremio de la arquitectura en unos perfiles altamente cualificados e internacionales. Esta última característica es la que se ha visto fortalecida gracias a las experiencias que miles de profesionales han tenido que vivir fuera de nuestras fronteras.

La realidad es que cada vez son más los jóvenes altamente cualificados que salen de nuestro país en busca de un futuro profesional mejor. Y quizás ese sea el error: percibimos esa salida al extranjero como un fracaso profesional cuando en realidad es una vía para enriquecer los Curriculum Vitae y para vivir nuevas experiencias que nos aportarán más conocimiento de ese nuevo entorno (tradiciones, cultura, gastronomía…). En este sentido resulta llamativo el caso de los arquitectos; ¿quién no tiene un familiar o amigo arquitecto que por la situación del sector en España decidió marcharse al extranjero? Hace cuatro o cinco años comenzó a producirse un éxodo masivo de arquitectos en busca de mejores oportunidades laborales.

Los últimos datos del Sindicato de Arquitectos (Sarq) indican que un 12% de los arquitectos colegiados reside en este momento fuera de España, y un 66% planean irse. Esto se suma al hecho de que muchos estudiantes de arquitectura estudian la carrera sabiendo que tendrán que irse de España para poder trabajar. Sin embargo, teniendo en cuenta que cada vez son más las compañías que demandan unos perfiles profesionales más internacionales, es lo mejor que podría suceder. Se abre una nueva era de arquitectos internacionales que completan su excelente formación en España con una experiencia profesional en otro país. Así lo afirma una estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid, que reconoce que “las expectativas de quedarme en España una vez termine el proyecto son muy bajas”.

“Donde estoy ahora mismo he trabajado en proyectos en los que jamás habría imaginado poder participar” señala Joaquín Barquín. Este arquitecto sevillano de 29 años lleva 4 trabajando en Londres y asegura que se marchó para “progresar profesionalmente”. Desde que aterrizó en Reino Unido, este joven arquitecto ha trabajado en proyectos para Estados Unidos o Arabia Saudí, algo impensable para él cuando montó su estudio de arquitectura junto a unos amigos. “Empezamos bien, pero pronto me di cuenta de que para crecer profesionalmente y trabajar en proyectos importantes debía salir al extranjero” comenta Joaquín. Un claro ejemplo del éxito que han tenido los arquitectos españoles fuera de España y los emblemáticos proyectos que han liderado lo recoge la noticia publicada por Emelia Viaña en Expansión y que lleva por título “Arquitectos españoles que triunfan por el mundo”.

Alemania (18%), Reino Unido (14%) o Suiza (9%) aglomeran el mayor número de arquitectos españoles según la último estudio del Sarq, pero países como Chile o China acogen cada vez mayor número de profesionales de nuestro país.

Pese a la difícil situación a la que se enfrentan los arquitectos en España, Joaquín no cree que todo el éxodo a estos países se deba a la falta de oportunidades laborales, sino que en gran parte se debe a que la arquitectura no está tan bien valorada en nuestro país como en el extranjero. “En España aún nos falta ese punto de saber exportar nuestros servicios, que son muy buenos, y de creernos que lo son” apunta. Así, muchos son los arquitectos españoles de prestigio que han desarrollado sus carreras en el extranjero por la falta de oportunidades en nuestro país. Gracias a esta experiencia internacional han comprobado que todavía nos queda mucho por aprender y que, sin duda, cada vez se valora más esta práctica por parte de las empresas dentro y fuera de España. Así que no hay que ver el vaso medio vacío porque estamos ante un nuevo escenario repleto de excelentes oportunidades.

Otros links de interés:

Y páginas con ofertas de empleo para arquitectos por países:

Sabías que

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar