A la hora de buscar trabajo, ya sea en España como en el extranjero, tan importante como cumplir con los requisitos solicitados por el empresario es saber comportarse y conocer qué actitud debes mantener durante el proceso de selección.

Las dudas, tras finalizar una entrevista de trabajo tienden a acecharnos, al examinar no solo las respuestas, también la forma en la que nos hemos expresado. ¿He sido suficientemente simpático? ¿Habré pecado de arrogante? ¿Resulté suficientemente profesional? Preguntas normales, que suelen tener su origen no solo en el propio deseo de conseguir el puesto de trabajo al que se opta, también en la inseguridad surgida por la falta de preparación que algunos candidatos tienen sobre la forma adecuada de hacer frente a estos procesos. Por ese motivo, hoy nos hemos propuesto acercarte de una forma sencilla aquellos comportamientos que debes evitar durante una entrevista de trabajo.

Dejando a un lado las cualidades profesionales y dando por sentado que cumples los requisitos exigidos para desempeñar el puesto de trabajo, lo más lógico sería realizar un examen previo, ponerte en la postura del entrevistador y pensar a qué tipo de candidato te gustaría contratar. En los procesos de selección, es muy frecuente encontrar sobre el papel más de una persona con un perfil que se adapte perfectamente a las necesidades de la compañía, lo que convierte en fundamental el momento de la entrevista final.

En un momento en el que las empresas apuestan cada vez más por el trabajo en equipo es lógico que los primeros rechazados en un proceso de selección sean aquellos candidatos antipáticos o arrogantes. ¿Te gustaría trabajar con alguien con quien resulta imposible mantener una conversación? ¿Te apetecería desarrollar un proyecto con una persona altiva? La respuesta lógica en ambos casos sería no, por lo que te recomendaríamos que te mostraras como una persona simpática, predispuesta a continuar aprendiendo y creciendo a nivel profesional.

Siguiendo con la idea anterior, también será muy importante  interesarse por las tareas que vas a desempeñar, que quede patente que eres una persona a la que le motiva su profesión y que sepas exponer cómo desarrollarías dichas funciones en el seno de la compañía. Llegados a este punto, piensa que será fundamental dar una imagen de solvencia y seguridad, que quedaría completamente desvirtuada en el caso de que te preguntaran cómo te enfrentarías a una determinada situación y no supieras responder adecuadamente a la cuestión.

Ahora bien, no te recomendamos que mientas durante el proceso de selección sobre tus habilidades o capacidades. Es preferible decir la verdad y mostrarse interesado en realizar cursos de formación para ampliar tus conocimientos, que posteriormente descubran que careces de las aptitudes que aseguraste tener. Piensa que si durante la entrevista de trabajo te preguntan por ellas es que antes o después deberás hacer uso de ellas, por lo que la mentira terminará saliendo a la luz en un momento u otro.

Por último, recuerda que nunca debes criticar a tus antiguos jefes o compañeros durante la conversación que tengas con el entrevistador. En el supuesto de que el motivo de tu marcha se debiera a una mala relación con ellos, busca una forma diplomática de expresar esas inquietudes y solo si fuera estrictamente necesario. Piensa que, desde el punto de vista de la persona  que te está examinando para ver si encajarías en su compañía, estos problemas se podrían identificar con que eres una persona conflictiva con la que es mejor no trabajar.

Al final, la clave para triunfar en una entrevista de trabajo es ser uno mismo, sincero, mostrar motivación e interés por el trabajo que vas a desarrollar, dejar claro que eres una persona sociable capaz de trabajar en equipo.

Si quieres adentrarte aún más en los errores que no debes cometer en una entrevista, te recomendamos que te leas el artículo que María José Pérez-Barco ha publicado en ABC titulado “Los cinco errores más graves en una entrevista de trabajo”.

Share This

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar