La máxima responsable de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, se refirió ayer durante el acto de clausura del Congreso Internacional de Rectores University for Poverty Alleviation, al papel de la formación como dinamizador de la sociedad: » El talento es la base actual del desarrollo, y la Universidad es la llave para consolidar los avances socio económicos de los últimos años. La igualdad de acceso al conocimiento derriba todas las fronteras”.

Esta iniciativa, impulsada por la ONG Helsinki España, persigue comprometer a las universidades en la tarea de combatir la pobreza. La idea surgió de considerar el potencial de las instituciones universitarias para mejorar el mundo, más allá de la educación de los propios estudiantes. “Vimos que muchísimos centros tenían en marcha medidas, pero nadie se había ocupado de coordinar esos esfuerzos para tener una incidencia mayor”, explicó Ana Nieto, presidenta de la citada ONG.

Lee la noticia completa del diario Cinco Días, aquí.

Share This

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar