¿Cómo ha cambiado la política de expatriados de las empresas en 2021?

¿Cómo ha cambiado la política de expatriados de las empresas en 2021?

El ahorro de costes junto con el trabajo en remoto y desde cualquier parte han revolucionado los esquemas de movilidad internacional de los trabajadores. Adriana Domingo viajó hace 8 años a Kiel, una ciudad al norte de Alemania, donde trabajaba como aparejadora en una pequeña empresa de ingeniería y arquitectura llamada Arne Reese das Ingenieurteam. En Alemania también trabajaba su marido y allí nació su hija pequeña. Pero sus ganas por volver a España debido al coronavirus iban en aumento. A finales del año pasado, logró que su vida diera un giro radical tras llegar a un acuerdo con su jefe, «gracias a la confianza que depositaba en mí», para hacer prácticamente el mismo trabajo que desempeñaba desde Alemania, «pero desde mi casa de Segovia», cuenta Domingo.v«Me considero afortunada», reconoce, a la vez que advierte de que «no sabe cuánto tiempo podrá alargarse su situación», dado que este tipo de trabajos técnicos suelen estar ligados a la visita de obras.

Dos nuevas figuras de asignación internacional

Como Adriana Domingo, otros muchos expatriados han dejado de serlo al volver a España empujados por la crisis del coronavirus. Se han convertido bien en teletrabajadores internacionales (teletrabajan en un país distinto a aquel donde se encuentra establecida la empresa, como es el caso de Domingo), o bien en asignados virtuales, también conocidos como asignados en remoto, que son los que teletrabajan desde España para empresas españolas radicadas en el extranjero.

La pandemia del coronavirus ha vuelto a levantar las fronteras físicas que diluyó la globalización, frenando drásticamente la movilidad internacional de los trabajadores, que se había ido incrementado progresivamente durante los últimos años. Sin embargo, la internacionalización de las empresas no ha parado. Continúa gracias, en parte, a la implementación de estas dos figuras de asignación global que se han acelerado con la tecnología.

«Ambas figuras ya existían desde antes de la pandemia, pero se ha acelerado su implementación debido a la pandemia mundial», explica Ángeles González-Vigil, secretaria general de la Asociación Española de Movilidad Laboral Internacional (FEEX), que representa a más de 40 empresas, entre las que destacan grandes cotizadas como Santander, BBVA, Iberdrola, Repsol, Amadeus y Ferrovial, además de las ‘Big Four’ y despachos de abogados como Cuatrecasas y Sagardoy.

El hecho de poder trabajar desde cualquier lugar, unido a la flexibilidad que están dando las empresas, ha provocado que las figuras de movilidad se transformen y evolucionen hacia una mayor diversidad. «Las compañías del Ibex son muy conscientes de lo que es el asignado virtual y el teletrabajador internacional», puntualiza esta experta en movilidad.

Estas dos incipientes figuras de movilidad internacional de los trabajadores están restando protagonismo a las que han sido las cinco más habituales en los últimos años: asignados de larga duración (están entre 5 y 6 años fuera de España y suelen viajar con toda la familia); asignados de corta duración (son expatriados entre 12 y 18 meses); ‘global nomad’, antes conocidos como carreras internacionales (se mueven de un país a otro con estancias de varios años); y otros dos perfiles de más reciente creación: ‘commuters’ (viajan al extranjero de lunes a jueves todas las semanas) y viajero frecuente o de negocios, también conocido como ‘business travelers’.

Esta última figura es hoy la más habitual de las empresas y, aunque tiene semejanzas con los ‘commuters’, se refiere a personas que viajan todas las semanas a países diferentes por un corto periodo de tiempo. También cabe destacar los desplazamientos ligados a proyectos concretos, donde el trabajador se traslada a una plataforma petrolífera por seis meses o a La Meca para una obra del AVE, cuya duración dependerá del proyecto.

Desplome de hasta un 80%

Ante el estallido de la crisis del coronavirus, las asignaciones internacionales de corto plazo a nivel global se han desplomado un 80% y las asignaciones en las que el empleado desplaza su núcleo vital se han reducido entre un 15% y un 20%, según un reciente informe de Crown World Mobility. Además, PwC asegura que dos tercios de las empresas están permitiendo a los trabajadores volver temporalmente a sus países de destino. Es el caso de «las empresas del sector de construcción e ingeniería, que trasladaron a España a la mayoría de sus expatriados. En algunos casos se quedaron en sus destinos voluntariamente asegurando la empresa su protección con un seguimiento exhaustivo de la situación sanitaria en cada país. La comunicación constante ha sido un aspecto clave en ese momento para asegurar la salud de sus profesionales», detalla González-Vigil.

Pero estas compañías no fueron las únicas. Banco Santander, por ejemplo, repatrió a los desplazados de corta duración cuando estalló la pandemia. También fue significativa la labor social de Iberia (IAG) que puso a disposición de las empresas un avión para repatriar españoles desde lugares donde no suele operar.

A cambio, en 2020, ya un 6% de las empresas contaba con la figura del asignado virtual, según datos de Hasenkamp, una compañía alemana con presencia en España dedicada a la solución de las necesidades de movilidad de las empresas. Del teletrabajador internacional aún no hay métricas, pero sí constancia de que la tendencia va en aumento, de igual modo que sucede con los asignados virtuales. Es el caso de Accenture y Everis que ya tenían implantadas fórmulas de teletrabajo internacional y las han incrementado por la restricción de desplazamientos. Además hay previsiones de que esa tendencia se mantenga en un alto porcentaje.

El nuevo entorno global ha provocado que las compañías opten por esperar a la evolución de la pandemia antes de reactivar muchas asignaciones. Mientras tanto, «cerca de la mitad de las empresas están permitiendo a su personal comenzar su internacionalización trabajando desde su propia casa«, según un informe de PwC.

¿El problema? El alto coste

«La movilidad se paralizó durante el año pasado debido al coronavirus, pero se está reactivando gracias a la vacunación y esperamos se alcance pronto la inmunidad de grupo. Su evolución y transformación va acorde al contexto geoeconómico y político actual», apunta Ángeles González-Vigil.

Sin embargo, un 69% de las compañías españolas opina que la movilidad internacional se verá reducida debido a la dificultad del desplazamiento y el encarecimiento de costes, según la consultora de gestión de personas PeopleMatters.

Cuando una crisis estalla, lo primero que hacen las empresas es reducir costes. Y la movilidad internacional se está viendo afectada dado el elevado gasto que supone desplazar a los empleados fuera del país donde está establecida una empresa. González-Vigil asegura que la caída de estas figuras de movilidad internacional «no tiene nada que ver con la reducción del proceso de internacionalización de su negocio. Igual la empresa lo está incrementando, pero simplemente está reduciendo el coste de desplazamiento».

«Hace unos años, decíamos que un desplazado internacional costaba 3,5 veces más que un trabajador local (en el país de origen o destino)», apunta la secretaria general del FEEX, para añadir después que «hay posiciones clave que se van a seguir desplazando, pero hay otras que dejarán de hacerlo ya que la tecnología se lo permite para el desempeño de sus funciones, lo que para la empresa supondrá un ahorro de costes».

Un informe reciente sobre el futuro del talento y la movilidad global elaborado por Hasenkamp revela que «en torno al 70% de las empresas creen que las asignaciones virtuales reducirán considerablemente los gastos frente al modelo de expatriación clásico».

La internacionalización, el salvavidas de las empresas

Pese a que los datos demuestran la disminución de los desplazados internacionales en pleno coronavirus, la internacionalización de los negocios no para. González-Vigil destaca, precisamente, que «un factor clave para salir de los procesos de crisis económica es la internacionalización de la empresa española» y cita como ejemplo «la crisis de 2008, cuando la internacionalización de los negocios nos permitió remontar una situación económica complicada. Las empresas, sobre todo de ingeniería y construcción, salían fuera de España en busca de proyectos porque aquí no los tenían».

Ahora, tres de cada cuatro empresas exploran nuevas oportunidades en los mercados exteriores tras la crisis del Covid. «Hay que buscar los instrumentos necesarios para impulsar la gestión exterior. La internacionalización fortalece la posición competitiva de las empresas, las hace más resilientes y las ayuda a generar empleo de mayor calidad», indica la secretaria general del FEEX.

Aunque a día de hoy la mayoría de los asignados internacionales pertenecen a la Generación X (44%), los nacidos entre 1969 y 1980, y Generación Y (37%), también conocida como ‘millenials’ (1981-1999), «las generaciones más jóvenes (Z), nacidas a partir del 2000, valoran increíblemente la oportunidad de la internacionalización«, opina Ángeles González-Vigil, pero para ello necesitan contar con la oportunidad de poder realizar una carrera internacional.

Destinos favoritos

Los principales destinos de los expatriados dependen del tipo de asignación y del sector empresarial. Hasenkamp destaca que un 36% de las empresas españolas tienen como foco principal países de Europa, seguidos por Latinoamérica (24%) y Asia (18%). Las empresas del sector financiero y las constructoras se dirigen, por su parte, a Latinoamérica, con un 23% y un 19%, respectivamente. Por su parte, el sector industrial destina empleados principalmente a Europa (15%).

El FEEX desglosa estos destinos por tipo de asignado internacional. Según datos previos a la crisis, los asignados de largo plazo hacían las maletas rumbo principalmente a EEUU, México, Colombia, Chile, Brasil, Panamá, Reino Unido, Portugal, Alemania, Emiratos Árabes, Singapur y China. Los asignados de corto plazo se instalaban en Polonia, Chile, Reino Unido, Brasil, México y EEUU. Y los destinos de los viajes de negocios eran fundamentalmente Reino Unido, EEUU, Chile, China, Reino Unido y Singapur.

Sectores

Los sectores también son determinantes a la hora de decidir la globalización de una compañía. Los que más empleados desplazan al exterior son los que requieren perfiles más técnicos, como construcción, ingeniería, energía, ‘oil & gas’ y tecnológico, fundamentalmente. Repsol, por ejemplo, continúa a la cabeza en España como la empresa con más expatriados.

Ángeles González-Vigil explica que, por lo general, se trata de «sectores estratégicos con mayor vocación de internacionalización y mayor arrastre horizontal y vertical para la economía española: en el campo energético, aquellos proyectos llave en mano, especialmente de energías renovables. También sectores relacionados con el medio ambiente, sobre todo aquellos que tengan que ver con el agua y el tratamiento de residuos sólidos, los bienes de equipo con alto componente tecnológico español, servicios de ingeniería y arquitectura, y tecnologías de la información y la comunicación (telecomunicaciones, satélites, sistemas de información y de gestión). Asimismo, tiene cabida el mundo del transporte, en particular lo relacionado con el sector ferroviario, metros, aeropuertos, infraestructuras portuarias y servicios de gestión, y las infraestructuras, particularmente cuando el contratista principal sea una empresa española».

Por el contrario, el sector de telecomunicaciones y el financiero son los que menos expatriados tienen dado que las necesidades son diferentes. De hecho, estos sectores llevan ya unos 4-5 años haciendo localizaciones. Es decir, cambian a los expatriados de larga duración por empleados locales, una figura que queda ya totalmente al margen del ámbito de la movilidad internacional. Pero el hecho de contratar a personal local es una práctica cada vez más extendida en otros sectores no solo para ahorrar costes, sino también para sortear las dificultades administrativas de los diferentes países e impulsar la diversidad cultural en la empresa globalmente. Es el caso de Iberdrola, que lleva ya varios años contratando básicamente a personal local en algunos de los países donde está presente.

Se reduce la brecha de género

Hace unos años la movilidad era puramente masculina, pero ahora esa brecha de género se va reduciendo porque cada vez hay más mujeres que se desplazan dado que «las condiciones en muchos países han mejorado significativamente y facilitan una progresiva incorporación de la mujer a la movilidad», reseña Hasenkamp. Aun así, queda mucho camino por recorrer. Los hombres aún acaparan el 72,61% de los desplazamientos internacionales, frente al 27,39% de las mujeres.

No obstante, el 36% de las empresas encuestadas por Hasenkamp creen que aumentará el porcentaje de mujeres asignadas a proyectos internacionales. Por ejemplo, hasta un 71% de las compañías del sector de la construcción cree que se incrementarán las expatriaciones de mujeres, un porcentaje que se eleva al 75% en el sector de ‘retail’-gran consumo. Además, el 62% de las firmas confía en que habrá más igualdad de género en las posiciones internacionales al utilizar un modelo de asignación virtual.

Este estudio muestra, asimismo, que una buena parte de las compañías encuestadas no posee programas específicos para el desarrollo del liderazgo femenino en procesos de movilidad. Sin embargo, una de cada cinco empresas está analizando su implantación en 2021. Así, el 100% de las empresas de logística y transporte piensa en hacerlo, seguidas del 70% del financiero (banca, seguros…) y un 34% del sector ‘retail’-gran consumo.

El futuro

La pandemia ha sido un claro acelerador de tendencias, pero ahora falta por ver qué se queda y qué puede empezar a perder fuerza. Hasenkamp considera que la definición misma de lo que implica un trabajo «va a cambiar, debido a la aceleración del teletrabajo y a la nueva normalidad. Esto se traduce también en un cambio en la movilidad internacional de los empleados y la necesidad de contar con el mejor talento donde lo necesiten las organizaciones».

Un 30% de las empresas encuestadas por Hasenkamp prevé un incremento general en la movilidad de empleados en los próximos 2-3 años, mientras que el 28% lo está analizando. Las empresas que más esperan incrementar la movilidad en los próximos 2 años pertenecen a la construcción (71%), logística y transporte (50%), y tecnología (40%).

Pero la tecnología seguirá modificando, a su vez, el puzle de la movilidad. KPMG prevé que entre un 25% y un 30% de los empleados trabajen desde casa en 2022.

Noticia original: https://www.expansion.com/empresas/2021/05/15/609b936fe5fdeaa9498b465f.html

Valencia, Alicante, Málaga y Madrid son las ciudades españoles preferidas por los extranjeros para vivir y trabajar

Valencia, Alicante, Málaga y Madrid son las ciudades españoles preferidas por los extranjeros para vivir y trabajar

 

El auge del teletrabajo ha convertido a España en uno de los destinos más señalados como punto para trabajar de forma remota. Varios rankings en las últimas fechas han situado a ciudades españolas entre las más deseadas. InterNations, una comunidad online de trabajadores internacionales, señalaba esta tendencia en su encuesta Expat Insider 2020, que ofrece una clasificación de las mejores ciudades del mundo en las que compaginar trabajo y vida para extranjeros.

Se pidió a más de 15.000 trabajadores extranjeros y expatriados que puntuaran 66 ciudades en función de criterios como las oportunidades profesionales, la seguridad financiera, la asequibilidad de la vivienda y la sanidad, la facilidad para establecerse, el equilibrio entre la vida laboral y personal y la calidad de la vida urbana.

El resultado, es que 4 ciudades españolas se sitúan en el top 10: Valencia, Alicante, Málaga y Madrid.

1. Valencia, España

2. Alicante, España

3. Lisboa, Portugal

4. Ciudad de Panamá, Panamá

5. Singapur

6. Málaga, España

7. Buenos Aires, Argentina

8. Kuala Lumpur, Malasia

9. Madrid, España

10. Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos

Qué valoran los trabajadores extranjeros en las ciudades españolas

En el primer puesto de 66 ciudades del mundo, Valencia es el mejor destino para los trabajadores extranjeros, según el Expat City Ranking 2020. La ciudad española se encuentra entre las cinco primeras en todos los índices temáticos menos en uno. Ocupa el primer puesto a nivel mundial tanto en el índice de calidad de vida urbana como en el de coste de vida local. De hecho, el 94% de los expatriados valora positivamente el coste de la vida local (frente al 46% a nivel mundial), y el 91% considera que la asistencia sanitaria es fácil de conseguir (frente al 74% a nivel mundial).

Esto sitúa a la ciudad en primer lugar en la subcategoría de Salud y Medio Ambiente. Los extranjeros también están muy contentos con el clima y el tiempo local (2º) y con las opciones de ocio (4º). Con más de cuatro de cada cinco expatriados (82%) que dicen que la vivienda en Valencia es asequible (frente al 41% global), también es la primera en este factor. En general, la ciudad española ocupa el tercer puesto en el Índice de Finanzas y Vivienda.

Alicante, en segunda posición

Alicante se sitúa entre las tres mejores del mundo en los índices de Finanzas y Vivienda (2º), Coste de Vida Local (2º) y Asentamiento (1º). De hecho, el 83% de los encuestados se siente como en casa (frente al 64% global), y el 68% encuentra fácil hacer amigos en Alicante (frente al 47% global

En cuanto a las finanzas, el 81% de los extranjeros está satisfecho con su situación financiera (frente al 61% global). Además, más de dos de cada tres encuestados (68%) afirman que la vivienda en Alicante es asequible (frente al 41% global), y el 82% valora positivamente el coste de la vida en general (frente al 46% global).

Málaga, en la sexta plaza

La capital de la Costa del Sol española es la que mejor se comporta en el Índice de Asentamiento (2º), donde solo Alicante (1º) está mejor clasificada. Málaga es la primera en las subcategorías de Amigos y Socialización y de Sentirse Acogido, con un 87% de votantes que se sienten como en casa (frente al 64% global). Además, el 77% de los encuestados está contento con su vida social en Málaga (frente al 59% global).

La ciudad también sale muy bien parada en los índices de coste de vida local (3º) y de finanzas y vivienda (9º). Casi nueve de cada diez extranjeros (88%) están contentos con el coste de la vida local (frente al 46% a nivel mundial), y el 79% también está contento con su propia situación financiera (frente al 61% a nivel mundial).

Además, más de la mitad de los expatriados (54%) describen la vivienda en Málaga como asequible (frente al 41% global). Málaga se encuentra entre los 15 primeros puestos del Índice de Calidad de Vida Urbana (14º).

Madrid también entra en el TOP10

Situada en el noveno puesto de 66 destinos en el Expat City Ranking 2020, Madrid es la última ciudad española en entrar en el top 10.

La capital española sale especialmente bien parada en el Índice de Calidad de Vida Urbana (6ª), situándose en la 8ª posición en la subcategoría de Ocio y Clima: más de nueve de cada diez expatriados (92%) están contentos con sus opciones de ocio (frente al 71% global), lo que sitúa a Madrid en el primer puesto mundial en este factor.

Eso sí, en cuanto a nivel de calidad de vida en función de gastos, Madrid encuentra su talón de Aquiles. La capital ocupa el puesto 34 en el Índice de Finanzas y Vivienda y sólo el 47 en la subcategoría de Finanzas. De hecho, el 30% afirma que su renta familiar disponible no es suficiente para cubrir todos los gastos (frente al 21% global).

 

Más información 

¿Sabías que hay un supermercado que acerca los productos españoles a los expatriados?

¿Sabías que hay un supermercado que acerca los productos españoles a los expatriados?

 

 

Ha nacido un supermercado online que acerca a los expatriados los productos más vendidos en nuestro país al resto de Europa.

Ser expatriado puede ser muy duro. Estar en un país que no se conoce, lejos de tu hogar y con una cultura diferente es complicado. Hay que añadir que los productos de ese país pueden ser muy distintosa los que se está acostumbrado o incluso no parecerse en nada. Y es aquí cuando entra la nostalgia. Además, en este tiempo de pandemia, con fronteras cerradas, volver a tu casa una temporada y cargar la maleta con estos productos cuesta más.

Esto es lo que le pasó a Nadia Calbo, española expatriada en París durante el confinamiento. “He estado viviendo en la capital francesa durante cuatro años y me vi confinada durante la pandemia y vi claras dificultades para conseguir según qué productos”, asegura Calbo. Por ello, creó Expat Market, un supermercado online de los productos españoles más vendidos en España y que no tienen presencia en el resto de países europeos. 

“Acercamos todos los productos típicos que no se encuentran fácilmente”, señala. Nadia Calbo es consciente de que hasta que se sale de las fronteras no se es consciente de cuántos productos de nuestra despensa no se comercializan en otros países. El proyecto nació en pleno confinamiento y en verano ya estaba enviando pedidos a Reino Unido, Francia y Alemania. Desde entonces su proyecto está en pleno crecimiento y ya está presente en 20 países; los últimos en incorporarse ha sido Reino Unido, que paró unos meses su actividad debido al Brexit, y Suiza.

Todo tipo de productos

El producto estrella que más echan de menos los españoles expatriados es sin duda el aceite de oliva y por ello la garrafa de cinco litros de oliva virgen extra es lo que más se vende. “Fuera de España cuesta muchísimo encontrar aceite de oliva español”, advierte la creadora de Expat Market y lamenta que Italia lleve muchos años trabajando su presencia internacional, por lo que el aceite italiano es más conocido.

Sin embargo, Calbo explica que siempre se ha creído que el jamón y el aceite era lo que más se echaba de menos, pero hay productos para todos los gustos como cualquier tipo de embutido, patatas o incluso el desayuno español. “Yo lo que más echaba de menos era el Avecrem y el aceite de oliva”, puntualiza. Pero la nostalgia crece más allá de los alimentos, ya que mucha gente echa de menos productos de higiene vinculados a la nostalgia olfativa como la colonia Nenuco “porque les recuerda a casa”.

Siempre se habla de tópicos como el jamón o el aceite de oliva pero hay muchos más, desde embutidos en general hasta conservas pasando por dulces y snacks salados. Además de productos de limpieza, higiene, bebidas…

Reconquistar Reino Unido

El último hito ha sido volver a Reino Unido. Nadia Calbo asegura que ha sido un proceso complicado porque el Brexit ha hecho que tuvieran un parón de dos meses y han tenido que readaptar los productos. “En todo este tiempo hemos tenido que adaptar nuestros procesos sobre todo el tema administrativo, para poder ser exportadores ahí”, apunta.Expat Market. De hecho, han evitado la gama de productos que saben que generan complicaciones como los de origen cárnico o los lácteos.

Su primer objetivo era llegar a aquellos países donde hay más expatriados pero, tras lanzarse al mercado, se han dado cuenta de que somos un país de emigrantes y podemos extendernos mucho más; así que “hemos expandido nuestros objetivos e incluso estamos estudiando llegar a Estados Unidos (donde hay 1,5 millones de españles) y Canadá”, explica Nadia Calbo, CEO de Expat Market.

Más información 

¿Quieres vivir o estudiar en Londres? Te contamos lo que ha cambiado tras el Brexit

¿Quieres vivir o estudiar en Londres? Te contamos lo que ha cambiado tras el Brexit

Desde la medianoche del pasado 1 de enero Reino Unido dejó de ser definitivamente miembro de la Unión Europea, una vez expirado el periodo de transición durante el que se ha seguido aplicando la legislación europea y tras haberse pactado el pasado 24 de diciembre un acuerdo sobre la relación futura entre el país y el bloque comunitario.

Esta salida ocasionará algunos cambios tanto para españoles y ciudadanos de otros estados miembros que residen en Reino Unido como para los británicos que viven en países de la UE, así como para los turistas de ambas partes.

En lo que se refiere a los españoles residentes en Reino Unido, aquellos que se encontraran en el país antes del 31 de diciembre de 2020 tendrán sus derechos de residencia, trabajo y acceso a la sanidad garantizados conforme al Acuerdo de Retirada.

No obstante, será necesario registrarse como residente en el Sistema de Asentamiento antes del 30 de junio de 2021. Quienes ya lleven más de cinco años residiendo en suelo británico recibirán el estatus de asentado, mientras que los que no hayan cumplido ese plazo recibirán el estatus de pre-asentado a la espera de completar los cinco años y poder solicitar el estatus de asentado.

Según la Embajada británica en Madrid, hasta el 30 de septiembre se habían registrado más de 246.000 españoles y se habían procesado 237.500 solicitudes. De ellas, el 46 por ciento han concluido con el estatus de asentado y el 52 por ciento con el de pre-asentado.

Por lo que se refiere a quienes deseen instalarse para vivir o trabajar en Reino Unido a partir de ahora, el país va a poner en marcha un sistema migratorio por puntos (PBS, por sus siglas en inglés) en el que se dará prioridad a las habilidades y talento de las personas por encima de su país de procedencia, igualando así a los ciudadanos de países de la UE con los del resto del mundo.

Para poder recibir el visado de trabajador cualificado habrá que sumar 70 puntos que se podrán sumar al cumplir con los diferentes requisitos como contar con una oferta de trabajo de una empresa autorizada (20 puntos) para un nivel de capacitación adecuado (20 puntos), con un salario por encima de 26.500 libras (20 puntos) y tener un B1 de nivel de inglés (10 puntos).

Además, también se podrá solicitar un visado de salud y asistencia en el caso de que se haya recibido una oferta de empleo del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), de un proveedor del NHS o del sector de asistencia social. Igualmente, habrá que cumplir una serie de requisitos, pero este visado, según explica la Embajada, tiene una vía rápida, tasas reducidas y apoyo específico durante el proceso de solicitud.

Por último, existe una modalidad de visado por talento global, abierto a mayores de 18 años que puedan demostrar un talento excepcional en campos como ciencias, ingeniería, medicina, humanidades o tecnología digital.

Por otra parte, aquellos estudiantes españoles que hayan llegado antes del 31 de diciembre de 2020 tendrán que registrarse en el Sistema de Asentamiento. Además, a partir de ahora los cursos de menos de seis meses por norma general no necesitarás un visado, pero si duran más habrá que pedir un visado de estudiante, que permitirá la estancia hasta completar los estudios, además de abonar el Recargo Migratorio de Salud.

Una vez completados los estudios universitarios se podrá solicitar el visado de licenciado, que permite permanecer en Reino Unido y trabajar o buscar empleo durante un periodo de dos años, prorrogable hasta tres si se cursa un doctorado. Este visado estará disponible a partir del próximo verano.

Con su salida de la UE, Reino Unido abandona el programa Erasmus+, pero el Gobierno británico ha anunciado que va a crear su propio programa, llamado Turing en honor del matemático Alan Turing, que con una dotación presupuestaria de 100 millones de libras financiará a unos 35.000 estudiantes para estudiar en el extranjero a partir de septiembre de 2021.

Por último, se podrá visitar Reino Unido durante un periodo máximo de 6 meses sin visado para hacer turismo, ver a familiares o amigos, realizar estudios de corta duración y actividades empresariales como conferencias.

Hasta el próximo 30 de septiembre, será posible viajar al país con el DNI, pero desde el 1 de octubre hará falta el pasaporte, salvo quienes estén registrados como residentes, que podrán usar el carné de identidad al menos hasta 2025. En lo que se refiere al carné de conducir, los turistas españoles podrán usarlo sin problema mientras que los residentes podrán canjearlo por el británico sin necesidad de examinarse de nuevo.

Por lo que se refiere a la tarjeta sanitaria europea, podrá seguir empleándose en suelo británico hasta que expire mientras que el roaming ha dejado ya de ser efectivo y las compañías de telefonía británicas pueden aplicar cargos por itinerancia.

 

Más Información. 

 

Lo que añoran los españoles en China

Lo que añoran los españoles en China

Los seres humanos somos criaturas de hábitos, lo cual hace que nos aferremos a nuestras tradiciones y huyamos de todo aquello que nos haga salir de nuestra zona de confort. Los que hemos cogido las maletas y nos hemos mudado al extranjero, hemos luchado sin descanso contra la naturaleza humana y hemos intentado dejar atrás esos hábitos. Sin embargo, cuando se vive tan lejos, en una cultura tan diferente, en otra zona horaria… Es inevitable notar a faltar ciertas cosas y costumbres de España.

Uno de los estereotipos españoles más resaltados por los chinos es que somos personas relajadas, nos gusta dormir y vivir la vida con calma.

Muchos no entienden cómo en España lo hacemos todo “tarde”, pues en este lado del mundo la gente se mueve con el sol. Eso es debido a que las persianas aquí no existen.

En Hong Kong el sol sale mucho antes y, sin persianas, es muy difícil seguir durmiendo»

Echar de menos a las persianas puede parecer una tontería, pero para los que no las tenemos, conlleva mucho más que eso. Es la libertad de poder dormir a cualquier hora del día o echarse una buena siesta.

Es saber que si necesitas estar en una habitación completamente a oscuras en pleno día, puedes hacerlo.

El sol de España es una gozada, calienta pero no abrasa, y brilla durante todo el año. Nuestro sol atrae a turistas de todo el mundo, y también es algo que los españoles en Hong Kong echamos mucho de menos.

Es verdad que el otoño y el invierno en Hong Kong son una maravilla, la temperatura es perfecta, y el sol sale cada día; pero en primavera llueve mucho, muchísimo -de ahí el paisaje tan verde que tenemos-. Y, en verano, el sol quema tanto que hay que huir de él. Otra cosa relacionada con el sol que los españoles extrañamos son las largas horas de luz. Los veranos en el Mediterráneo en la playa hasta las 9 de la noche, aquí son imposibles.

En este lado del mundo, el sol sale antes, pero también se pone antes»

Por otro lado, una de las respuestas más repetidas ha sido: una buena terraza de un bar donde tomar una cerveza en copa helada, acompañada de unos berberechos, aceitunas y bravas.

La cultura China/HongKonesa no entiende el concepto del aperitivo, así que es muy difícil, por no decir imposible, encontrar una terracita donde te sirvan cosas ricas para picar.

Este hábito probablemente haya sido uno de los más difíciles de dejar atrás: ¿A quién no le puede apetecer una soleada mañana de domingo un buen aperitivo?

Adicionalmente, algo a lo que los españoles en Hong Kong nos falta y muchos soñamos con tener, es un sitio donde tomar un buen bocadillo de embutido.

En España, puedes encontrar bocadillos hasta en las gasolineras»

Y mientras que es verdad que en Hong Kong hay sitios de sándwiches, no tienen nada que ver con un bocadillo de jamón iberico con “pa amb tomàquet”. Pues el sandwich es un concepto parecido, pero está demasiado americanizado.

Por último, la respuesta más popular por excelencia ha sido: los abuelos.

En ningún lado se come igual que en casa de la abuela» Los abuelos tienen esa capacidad de alegrar los días más tristes, animarnos cuando nos sentimos hundidos y mimarnos, aunque ya no estemos en edad de ser mimados.

Vivir lejos tiene muchas, muchísimas cosas buenas. Pero es verdad que, aquello que todos los que estamos aquí tenemos en común, es un pequeño vacío en el corazón que solo lo pueden llenar los abuelos.

La cultura española gira masivamente en torno a la familia. Y no nos damos cuenta de ello hasta que nos vamos a vivir fuera y ya no podemos ir cada domingo a comer a casa de los abuelos.

Más información 

¿Conoces los 5 mejores países donde los españoles pueden teletrabajar?

¿Conoces los 5 mejores países donde los españoles pueden teletrabajar?

La pandemia que se sigue viviendo a nivel mundial ha cambiado la forma de trabajar, por eso aquí te traemos un ranking con los cinco mejores países donde los españoles pueden teletrabajar.

Una de las grandes ventajas del ‘boom’ del teletrabajo durante 2020 ha sido la deslocalización del empleo.

Son muchos los españoles que continuarán teletrabajando en el 2021, y podrán hacerlo desde países exóticos con tan solo contar con una buena conexión a internet y capacidad para gestionar adecuadamente el tiempo para poder trabajar.

Esta situación plantea numerosas posibilidades: desde irse a vivir al campo a cambiar de residencia y establecerse en auténticos paraísos del teletrabajo.

Especialmente tras conocer el último informe anual de International Living recopila los mejores países para jubilarse; un listado que también puede aplicarse al trabajo en remoto si nos centramos en el coste de la vida.

Estos son los cinco países tan baratos que podrás hacer una fortuna si teletrabajas en ellos.

En un reciente artículo de Forbes se recogen los mejores países dentro del listado en los que el bajo coste de la vida permiten vivir acomodadamente o, incluso, hacer una modesta fortuna como autónomo o trabajando en remoto para una empresa de EEUU o Europa.

Malasia y sus playas

De ellos, uno de los mejores es Malasia: clima tropical todo el año, hermosas playas, islas y selvas, algunas de las mejores comidas de la región, centros comerciales, cines…

Y lo mejor de todo es que, según los cálculos de International Living, con apenas 1.390 euros al mes una pareja puede vivir con todo tipo de lujos, incluida una casa de tres habitaciones (entre 450 y 530 euros al mes) en el centro urbano hasta auténticas villas señoriales incluso más asequibles en las afueras.

Un histórico Ecuador

Muchos extranjeros se establecen en Quito, la capital que está llena de tiendas, elegantes bares y restaurantes escondidos en edificios históricos, o en la moderna ciudad andina de Cuenca, el centro cultural de Ecuador.

Otras grandes comunidades de expatriados incluyen la ciudad costera de Salinas, el tranquilo pueblo de Cotacachi y Vilcabamba, conocido por sus tranquilos cafés.

El coste de la vida de una pareja va desde los 1.350 euros a los 1.500, con todo tipo de lujos.

Por ejemplo, los alquileres en las ciudades son realmente asequibles, a partir de 400 euros un apartamento de dos dormitorios y dos baños, mientras que la comida es más barata que en España.

Por eso, el resto de los ingresos pueden destinarse a vivir acomodadamente o a viajar por el país.

Colombia y sus maravillosas ciudades

Medellín es uno de los lugares de moda en Colombia, especialmente por el rápido crecimiento de los últimos años. En otras ciudades caribeñas como Santa Marta o Cartagena, lo que se estila es directamente la cultura de sol y playa.

Vivir en Colombia es relativamente barato, ya que si bien vivir en un centro urbano puede costar alrededor de 1.600 euros al mes para una pareja, existen numerosas opciones en el extrarradio de las ciudades, incluso a pie de playa, para vivir en un moderno ático piso con gimnasio y balcón por menos de 400 euros al mes.

México y sus costas

Sin duda, México es una gran opción para vivir si eres español. Además del idioma común, encontrarás una cultura muy similar en muchos aspectos y, sobre todo, joyas paradisíacas en sus costas.

Algunas de las opciones más escogidas por los extranjeros son el atractivo clima de la Baja California o grandes urbes como Ciudad de México o Guadalajara.Por menos de 1.600 euros al mes, una pareja puede vivir con todo tipo de lujos, gracias especialmente a que el mercado inmobiliario no está tan sobre dimensionado como en España y es posible alquilar o incluso comprar casa a precios realmente bajos.

La comida, el transporte y el ocio son más asequibles que aquí y, lo mejor, su vasta extensión te permitirá recorrer playas y enclaves arqueológicos milenarios.

Los paisajes selváticos de Costa Rica

Costa Rica es un lugar de contrastes: con una docena de zonas climáticas y cientos de microclimas, hay un lugar ideal para cada uno en Costa Rica.

Mucha gente se engancha al clima templado en la capital, San José, y el Valle Central circundante, mientras que otros gravitan hacia las playas de Guanacaste o los paisajes selváticos en el lado sur y caribeño del país.

En los centros urbanos, una pareja puede vivir cómodamente por unos 1.600 euros al mes, según International Living, mientras que en lugares costeros los precios pueden ser mucho menores.

Todo ello en un país en pleno proceso de expansión que sigue teniendo precios más bajos que España en prácticamente todos los ámbitos, desde los alquileres a la comida o el transporte.

 

Más información 

¿Sabías que Buenos Aires es la séptima mejor ciudad para vivir?

¿Sabías que Buenos Aires es la séptima mejor ciudad para vivir?

A pesar de la inestabilidad económica que le rodea, Buenos Aires sigue siendo una de las ciudades preferidas por los expatriados para vivir.

La facilidad para hacer amigos e instalarse, una oferta variada para el ocio y el bajo costo de vida impulsaron a Buenos Aires al séptimo lugar en el ranking de las mejores ciudades para los expatriados en el mundo, elaborado por la consultora InterNations. Estos aspectos positivos lograron contrarrestar el pobre desempeño que tuvo en aspectos la calidad de vida laboral y la inestabilidad económica del país.

La capital argentina se ubicó detrás de Valencia, Alicante, Lisboa, Panamá, Singapur y Málaga. Los últimos tres lugares del ránking, en tanto, fueron ocupados por Salmiya (Kuwait), Roma y Seúl.

El listado contó con 66 ciudades y se elaboró sobre la base de la encuesta anual Expat Insider. En 2020, más de 15.000 expatriados que representan 173 nacionalidades y viven en 181 países o territorios proporcionaron información sobre diversos aspectos de la vida de los expatriados. Para que una ciudad figurara en el ránking, se requería una muestra de al menos 50 participantes.

Además de su satisfacción con la vida en el país anfitrión, se invitó a los encuestados a compartir sus opiniones sobre la ciudad en la que viven actualmente, por ejemplo, sobre las oportunidades profesionales locales, el entorno urbano y la facilidad para hacer amigos.

Para identificar las mejores y peores ciudades para los expatriados, se pidió a los participantes en la encuesta que calificaran más de 25 aspectos diferentes de la vida urbana en el extranjero en una escala del 1 al 7. En el proceso de calificación se hizo hincapié en la satisfacción personal de los encuestados con esos aspectos y se consideraron con igual peso tanto los temas emocionales como los aspectos más factuales.

En esta edición del ránking, Buenos Aires obtuvo resultados excelentes a pesar de su pobre desempeño en el Índice de Vida Laboral Urbana (47º). Esto último se debe principalmente a que los expatriados se preocupan por la inestable economía del país: casi dos de cada tres (65%) califican negativamente este factor (frente al 18% a nivel mundial). Esto ubica a la capital del país en el último lugar mundial por esta variable.

La peor nota de la ciudad fue en la subcategoría Seguridad Laboral, en la que se ubicó en el último lugar del listado, peor que Roma (65) y Atenas (66). De hecho, cerca de dos tercios (65%) de los encuestados califican el estado de la economía local negativamente (vs. 18% a nivel mundial).

La falta de estabilidad también podría afectar el ránking de Buenos Aires en el Índice de Calidad de Vida Urbana (38º). Mientras que la ciudad es elogiada por sus opciones de ocio (88% feliz versus 71% a nivel mundial), su decepcionante 61º lugar en la subcategoría de Seguridad y Protección hace que el ránking baje. El 62% de los expatriados está descontento con la inestabilidad política (versus 17% a nivel mundial), y el 19% se sienten personalmente inseguros (contra 9% a nivel mundial).

Sin embargo, los expatriados califican alto a la ciudad en los índices de Finanzas y Vivienda (11º) y Costo de Vida Local (15º). De hecho, el 57% califica positivamente los gastos de vida locales (versus 46% a nivel mundial), y el 70% está satisfecho con su situación financiera.

Instalarse en Buenos Aires tampoco es un problema. La ciudad ocupa el quinto lugar en este índice, incluso, llega al primer lugar por la facilidad de encontrar amigos: El 72% está de acuerdo en que es fácil hacer nuevos amigos en Buenos Aires (versus 47% a nivel mundial).

«Entre los destinos de habla hispana Buenos Aires y Ciudad de México también obtienen excelentes resultados, y los encuestados elogian en particular la amabilidad de la población y la facilidad con que se acostumbran a la cultura local en esas ciudades», señala el informe y destaca que este fue uno de los aspectos más importantes para llevar a la ciudad al top-10 global.

 

Más información 

 

Los elevados precios del alquiler son un problema para lo expatriados

Los elevados precios del alquiler son un problema para lo expatriados

Barcelona ha perdido atractivo como potencial residencia de trabajadores internacionales. La última encuesta realizada por la organización Internations —elaborada en marzo— revela una fuerte caída en el último año: pasa de la posición número 7 de 2019 a la número 25 en un trabajo que pone de relieve la actual preferencia por ciudades pequeñas antes que por las grandes. El mayor ejemplo es que dos ciudades como Valencia y Alicante han pasado a liderar una clasificación en la que compiten con las dos grandes ciudades españolas (Madrid se sitúa en novena posición)pero también con urbes de referencia global como Nueva York, Londres o Hong Kong.

Según las respuestas de los expatriados consultados la capital catalana ofrece un alto nivel de ocio (tres ciudades españolas lideran ese ranking) y se mantiene en posiciones de cabeza en cuestiones como la facilidad para establecerse o la calidad de la vida urbana, pero esos puntos fuertes se ven lastrados por la oferta de trabajo, el nivel de vida y, sobre todo, las dificultades de encontrar vivienda a precios acordes con los salarios. El propio estudio de Internations recoge el entrecomillado de un expatriado alemán presente en Barcelona —anónimo— que señala: “No me gustan las condiciones de trabajo, la nómina es muy baja y los alquileres muy altos”. El alto coste de vida para vivir en Barcelona ha quedado de manifiesto en otros índices elaborados por consultoras internacionales, como el que elabora cada año la consultora Mercer, o el barómetro sobre ciudades europeas de Eurostat.

“Barcelona es una ciudad en la que, en general, es fácil ser extranjera”, explica a este diario la danesa Tina Grejsen, de 32 años y siete años ya con trabajo y domicilio en la capital catalana. Grejsen, ejecutiva en la multinacional SAP, admite que uno de los puntos negros que sufre Barcelona es, entre otros, el de la presión existente sobre el mercado inmobiliario, que está elevando los precios a niveles insostenibles para los salarios que se pagan en España. “Afortunadamente no me afecta pero sí que es cierto que es una bestialidad lo que pagamos por el alquiler aquí. El aumento del coste de vida no ha sido acorde con el de los salarios”. Algunos amigos, dice, se preguntan: ”¿Por qué tengo que pagar lo mismo que en Copenhaguen si no recibo el mismo salario?”

Alquilar un piso a finales del año pasado —antes del impacto de la pandemia— costaba en la ciudad 995 euros, según los datos de la Generalitat. Esa cifra supone un incremento del 41% en cinco años, mientras que los salarios de cuadros intermedios en Cataluña apenas habrían crecido en ese mismo periodo un 11%, según las estadísticas que elabora cada año la escuela de negocios Eada, para situarse el año pasado cerca de los 44.000 euros. Eso supone que han de destinar, de media, casi el 28% del salario a vivienda, cerca al umbral recomendable del 33%.

“Yo conozco a gente que ha decidido trasladarse de Barcelona a Valencia por el alto precio de la vivienda aquí”, señala Adina Levin, una estadounidense de 31 años que se instaló en la capital catalana hace dos años y medio, aunque ya había estado a los 16 años (y aprendió catalán en Nueva York). “Tiene efectos en la comunidad extranjera. La única forma es cobrar salarios de fuera o mudarse a otras ciudades más baratas”, resuelve. Los resultados de la encuesta de Internations pone de manifiesto que el 28% de los expatspresentes en Barcelona están insatisfechos con su situación financiera y un 67% considera inasumible encontrar residencia.

Otra de las cuestiones que pone de manifiesto la encuesta son los problemas de seguridad que consideran. Un 33% de los encuestados lo consideran un obstáculo, un elemento que Grejsen también considera un problema: “He tenido muchos problemas con eso: me han amenazado con un cuchillo y me han robado el bolso”, explica, subrayando una cuestión: “Lo que más me molesta es la cuestión de la gestión de la inseguridad. La policía no tiene mecanismos para cuidarnos”. Y también comenta que las protestas posteriores a la sentencia del Tribunal Supremo que condenaron a prisión a los líderes independentistas tampoco dejaron una buena imagen: ”Tenía que contratar a un empleado que en esos momentos estaba en un hotel en la Via Laietana con su familia y acabó declinando la oportunidad”, explica- y ha tenido algunos efectos muy concretos.

”Sin entrar en temas políticos, creo que Barcelona está sufriendo por cuestiones como la imagen y la seguridad”, dice Arad Edred, otro expatriado que vive en la ciudad, quien critica, por ejemplo, las diferencias tributarias entre Barcelona y Madrid y descarta que el problema sea inmobiliario, porque considera que ese problema es similar en Madrid.

Hay otra cuestión que para Grejsen y Levin son similares: la masificación turística de Barcelona. Levin considera que la ciudad tiene que luchar por mantener una personalidad propia y alejada del resto de grandes ciudades en las que se ha optado por una oferta globalizada, en la que se replican ofertas comerciales. “Me entristece por ejemplo que muchas cosas en el centro de la ciudad sean en inglés. Estamos haciendo daño al mirar hacia otras ciudades y no invertir en cosas locales”, explica.

 

Más información. 

Alimentos de España lanza una campaña de navidad para incentivar la compra de productos nacionales

Alimentos de España lanza una campaña de navidad para incentivar la compra de productos nacionales

‘El país más rico del mundo’, bajo este lema la marca Alimentos de España ha dado el pistoletazo de salida a su campaña más ambiciosa y emotiva hasta la fecha del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

La campaña arranca con un discurso cargado de mensaje con el que se pretende conectar con el público apelando a la emoción, la épica y el orgullo por los productos españoles. El primer objetivo es incentivar la compra y consumo de productos nacionales, además de apoyar a la cadena de valor del sector en un entorno tan adverso como el actual.

El segundo, dar a conocer la calidad y la gran variedad de los productos agroalimentarios, ganaderos y pesqueros, así como reconocer el esfuerzo de sus profesionales, como productores de alimentos que llenan nuestras despensas y dan vida a nuestros fogones. Un proyecto que llega en un momento crucial, en el que el compromiso social y la mirada hacia nuestro tejido productivo son primordiales.

Como apoyo para aumentar la notoriedad y alcanzar a una gran diversidad de targets, se va a contar con el apoyo de personalidades de diversos ámbitos como el mundo de la moda, el deporte, la música, televisión y, por supuesto, de la gastronomía. Destaca la colaboración especial de José Andrés, chef español de referencia a nivel mundial (incluido, por ejemplo, en la lista TIME de las 100 personas más influyentes del Mundo en 2018), como protagonista del spot y embajador de la campaña.

La narrativa de ‘El país más rico del mundo’, subrayada tanto en el spot principal como en el resto de los elementos de campaña, establece una analogía emocional entre el protagonista, los productos, la gastronomía y los paisajes culinarios españoles.

 

Más información 

 

¿Sabías que más del 80% de los jóvenes españoles quieren estudiar en el extranjero?

¿Sabías que más del 80% de los jóvenes españoles quieren estudiar en el extranjero?

Aunque siempre han sido muchos los jóvenes españoles que decidían estudiar en el extranjero, esta situación se ha agravado por culpa de la crisis económica derivada de la emergencia sanitaria y la falta de oportunidades laborales bien remuneradas en nuestro país.

Un estudio llevado a cabo en 2018 por Círculo de Formación, una consultora especializada en la preparación académica y estudios de postgrado, determinó que el 87% de los jóvenes en España están dispuestos a desarrollar su carrera profesional fuera del país, mientras que el 65% incluso ansía poder estudiar un máster en Australia o Nueva Zelanda. Esta investigación fue realizada a partir de una muestra de 4,384 jóvenes entre los asistentes a la Feria de Estudios de Postgrado FIEP 2018, celebrada entre febrero y junio de ese año.

Los jóvenes más interesados en aprender inglés, mientras cursan una carrera de pregrado o un programa académico avanzado, son los provenientes de Granada y Madrid, ya que, según los datos publicados por Círculo de Formación, el 91% de los estudiantes encuestados expresaron su firme deseo de trabajar en otro país. Por su parte, los valencianos indicaron que prefieren quedarse en España en un 19%. Las estadísticas europeas, además, corroboran los resultados de este informe, dado que Eurostat, en marzo de 2018, afirmó que los jóvenes españoles son los que están más deseosos en toda la Unión Europea de trabajar fuera de su país, refiriendo el hecho de que el 64% lo haría.

Principales motivos para estudiar en el exterior
Mejor calidad educativa.
Ahora, si te preguntas por qué tendrías que salir de tu país y dejar todo lo conocido, debes saber que una de las razones por las que los jóvenes españoles quieren emigrar es porque Australia, Irlanda, Canadá y Nueva Zelanda, al igual que otros destinos populares entre la población joven, brindan una calidad educativa insuperable. Así que, si eres de los que busca algo más que un título y realmente quieres destacarte en tu formación académica, aplicar para una plaza en universidades en el extranjero es una buena idea.

Oportunidades de crecimiento profesional.
Una de las realidades que agobia a los jóvenes españoles es que, pese a estar calificados para ejercer su profesión, necesitan años y años de experiencia para aplicar a las ofertas de trabajo o simplemente no los contratan porque la oferta no logra suplir la demanda. Pero, en los destinos más populares para migrar no sucede lo mismo, ya que, al terminar tus estudios y volver a España, tendrás un currículum inmejorable para competir y ser el mejor entre la lista de postulantes a un puesto de trabajo. Además, si decides quedarte en el país que te acogió, las posibilidades de ser elegido son mucho mayores. Irlanda, por ejemplo, se ha vuelto famoso por las grandes oportunidades laborales que ofrece.

Mejor remuneración.
Hablando claro, nadie vive del aire. Sí, la pasión y el compromiso son ingredientes fundamentales para un desempeño profesional óptimo, pero, cuando debes trabajar el doble o el triple para poder acceder tan solo a lo básico, queda claro el porqué de las altas tasas migratorias en España. Con los nuevos modelos de trabajo que han adoptado las empresas a nivel global, dejando de lado la antigua jerarquía y dando lugar a la motivación, si bien han mejorado muchas cosas, también es cierto que se exige un esfuerzo desmedido a los profesionales y que no se corresponde con la paga. Así que lo bueno de emigrar es que tendrás una excelente formación para que los reclutadores, ya sea en España o en el extranjero, no se lo piensen dos veces al ver tu currículum. ¡Tu sueldo sí que valdrá la pena!

¿Cómo te ayudan tus estudios en el extranjero a encontrar trabajo?
Competencias académicas, experiencia profesional, honestidad y actitud proactiva son los valores esenciales que están buscando las empresas entre los jóvenes trabajadores, así que estudiar en el extranjero y presentar un currículum en el que puedas demostrar que cursaste estudios de pregrado o postgrado en las mejores universidades del mundo no solo te ayudará a aplicar a un puesto de empleo, sino que te pondrá en lo más alto.

La experiencia de vivir en Irlanda, Nueva Zelanda, Australia o Canadá te ayudará tanto a pulir tu inglés, algo que ya te abre muchas puertas, como a desarrollar una mentalidad global, que es muy solicitada por los especialistas en reclutamiento y selección de personal. Las mejores oportunidades laborales las consigues solo si estás dispuesto a dar todo de ti, esforzarte y lanzarte al mundo cuando aún eres joven y tienes la disposición de prepararte. El mundo está cambiando y tú también debes hacerlo, por eso páginas web como GrowPro te asisten durante todo el proceso de migración, colaborándote con la tarea de encontrar la experiencia ideal para ti, a través de la ubicación de programas de estudio, asesoramiento y trámites, Welcome Session al estilo Grower y cercanía incomparable.

 

Más información 

 

Valencia y Alicante son las ciudades preferidas por los expatriados

Valencia y Alicante son las ciudades preferidas por los expatriados

Aunque no lo creamos Londres, Paris o Nueva York no son las ciudades preferidas por los expatriados.

La calidad de vida de Alicante y Valencia atrae más a los expatriados que la historia, la cultura y el pulso comercial de Londres, París o Roma. Las dos ciudades valencianas lideran la lista de los lugares preferidos por los expatriados dentro de una lista de 66 localizaciones, a partir de una encuesta entre 15.000 personas de 173 nacionalidades. El cuidado de la salud, la seguridad, el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y la asequibilidad de la vivienda pesaron en el muestreo llevado a cabo por InterNations, una red de expatriados con sede en Munich con alrededor de 4 millones de miembros.

«Los expatriados en grandes ciudades como Nueva York, Tokio, París, Hong Kong o Londres luchan por encontrar una vivienda asequible, y están generalmente insatisfechos con su situación financiera», afirmó Malte Zeeck, el fundador y co-director ejecutivo de Internations. «En estas ciudades a menudo están también insatisfechos con el equilibrio entre trabajo y vida personal». Una tendencia  que beneficia a cuatro ciudades españolas, colocadas entre las 10 primeras.

Los expatriados dieron a Valencia, la tercera ciudad de España, la puntuación más alta del mundo, basándose en su clima, el acceso a la vivienda y la atención sanitaria. Unos kilómetros al Siur, Alicante ocupa la posición número dos, con Málaga y Madrid en sexto y noveno lugar.

Derek Chandruang, expatriado estadounidense de 38 años, pasó 15 años viviendo en Londres, pero se trasladó a Valencia en septiembre. Cambió una habitación en un piso compartido de tres habitaciones por un apartamento de tres camas en el barrio de Ruzafa. «Valencia tiene la combinación ideal de elementos de la vida urbana», dijo Chandruang, ejecutivo en la industria de la música, «siendo mediana, manejable y con playas cercanas».

Además de las cuatro ciudades españolas, Lisboa, Ciudad de Panamá, Singapur, Buenos Aires, Kuala Lumpur y Abu Dhabi ocupan los 10 primeros lugares. De Lisboa citan los expatriados la facilidad de establecimiento, la calidad de vida y el clima. Eso, sin sacar una mala puntuación en el plano económico (62% de opiniones positivas frente al 63% de media mundial).

El trabajo es un área donde los centros de expatriados tradicionales puntúan mal. Roma está en la penúltima posición en este epígrafe, que tiene en cuenta cuestiones como como la satisfacción laboral, las oportunidades de carrera, la seguridad laboral. En el equilibrio entre trabajo y la vida privada Seúl se ubicó en el puesto 61 en esa escala, sólo por debajo de Hong Kong.

París, en el puesto 61, ha recibido malas puntuaciones en la satisfacción financiera personal de los expatriados y el coste de la vivienda: tres de cada diez expatriados en París están insatisfechos con sus finanzas y el 70% consideran la vivienda inaccesible. De las 66 ciudades, Londres está en el puesto 51 y Nueva York en el 34. Los expatriados informaron positivamente sobre las oportunidades de carrera en estas ciudades, pero se quejan del coste de la vida, del acceso a la vivienda o del sistema sanitario.

La encuesta se llevó a cabo en marzo, por lo que no capta el impacto total de los cambios que la pandemia ha causado. Sin embargo, los aspectos capturados en la encuesta se hacen eco de las tendencias observadas este año, con empleados que tratan de mudarse de las grandes ciudades mientras a la luz de los confinamientos reevalúan el equilibrio entre trabajo y vida.

 

Más información 

¿Es necesario que los españoles presenten una PCR al volver del extranjero?

¿Es necesario que los españoles presenten una PCR al volver del extranjero?

Desde el pasado día 23 de noviembre todos los viajeros internacionales que deseen entrar en España deberán aportar una PCR negativa hecha 72 horas antes de la llegada. Este medida afecta a unos 65 países de procedencia. El gobierno no se plantea eximir a los ciudadanos españoles que regresen de esta medida.

Muchas son las incógnitas que se plantean, para muchos españoles que se encuentran viviendo en el extranjero en estos momentos en los 65 países «vetados». Una lista que se irá actualizando cada 15 días en las webs www.mscbs.gob.es y www.spth.gob.es.

Uno de los principales problemas que supone esta medida es el sobrecoste para los emigrantes españoles que deseen regresar a casa durante las vacaciones de navidad. «Esta medida se convierte así en un cierre de fronteras encubierto de cara al retorno navideño, provocando que éste sea un artículo de lujo accesible solo a quienes puedan permitírselo» explican desde la plataforma Marea Granate.

PERO, ¿ COMO SERÁ EL PROCEDIMIENTO PARA QUIENES DECIDAN REGRESAR?

Esta prueba será necesaria para todos aquellos que lleguen de las zonas de riesgo y cuyo destino final sea un aeropuerto o un puerto español, sin tener encuentra su nacionalidad, por lo que los españoles no están exentos de esta medida.

La única prueba admitida es la PCR (RT-PCR de COVID-19) por lo que el resto que están en el mercado como test rápidos de anticuerpos, pruebas rápidas de detección de antígeno o serologías de alto rendimiento (ELISA, CLIA, ECLIA) no van a ser admitidas. La documentación debe estar en español o en inglés, debe aparecer el numero de DNI o pasaporte que figure en el Formulario de Control Sanitario, además debe figurar la identificación y datos de contacto del centro que realiza el análisis, técnica empleada y resultado negativo de la prueba.

Pero, ¿qué pasará si se decide llegar a España sin la PCR? Pues en primer lugar, se deberán someter a la realización de la prueba diagnóstica que establezcan los servicios de sanidad. Además, aquellos pasajeros que tras la realización de los controles de temperatura, visual o documental se determine que existe sospecha de que puedan padecer Covid-19 deberán someterse a una PDIA (Pruebas Diagnósticas de Infección Activa) Además hay que tener en cuenta las multas a las que se podrá someter a los pasajeros que lleguen en dichas circunstancias, de unos 3000€ si las repercusiones producidas han tenido una incidencia escasa o sin trascendencia directa en la salud de la población. Mientras que si la infracción se considera grave, la multa podría ascender hasta los 60.000 euros, si comporta daños para la salud pública.

ANTE ESTA SITUACION, ¿QUE HARÁN LOS EMIGRANTES ESPAÑOLES?

Teniendo en cuenta todo lo referido anteriormente, las PCR son algo difícil de conseguir en muchos países, además de su elevado coste. En Irlanda, por ejemplo, ronda los 160- 200 euros hasta, mientras que en Dinamarca cuestan 350 euros. Estos elevados costes provocarán que muchos no puedan hacer frente al sobrecoste del regreso por Navidad, tras meses lejos de sus familias. Una situación que conoce muy bien Ángela, estudiante de business administration en la AUEB, que se encuentra junto a otros estudiantes erasmus en cuarentena en Atenas. «Yo en principio tengo pensado pasar las navidades aquí, somos varios los que nos estamos planteando esta idea, ya que solo en vuelos serian unos 400 euros, debido a que con la situación actual no hay vuelo directo a Madrid, a lo que hay que sumar las PCR ya que Grecia exige también una para poder acceder al país, lo que para ir solo 10 días es una locura».

En la misma situación se encuentra Silvia, que está en Nápoles. Ella sí ha decidido volver a casa por las festividades navideñas. «He decidido volver a España ya que echo mucho de menos a mi familia y tras este año que no ha sido bueno para nadie lo veo muy necesario». La PCR en Italia ronda un precio entre los 60-120€, «además de la PCR negativa tres días antes del vuelo, se que necesito un formulario, pero aún no se muy bien que papeles son necesarios para poder volver, pero voy a someterme a todo lo necesario para poder volver a casa». Espera que el panorama tan cambiante en el que estamos la permita volver a Nápoles después de las navidades. Como ellas muchos otros españoles se encuentran en una situación similar, exigiendo a las autoridades que se hagan eco de este problema y le busquen una pronta solución para todos aquellos que quieren volver a España y tiene que ser por medio de un aeropuerto o un puerto, ya que por la vía terrestre hasta el momento no se requiere una PCR para entrar en el país.

Más información 

Los expatriados eligen Finlandia como el país más sostenible

Los expatriados eligen Finlandia como el país más sostenible

Los expatriados Españoles han hablado y han elegido Finlandia como el país más sostenible de 2020.

Sus entornos naturales, la calidad del aire y la del agua y la buena infraestructura de los saneamientos son algunos de los motivos que han elevado a Finlandia al primer puesto de los países sostenibles según el Environment and Sustainability Report (Informe sobre Medioambiente y Sostenibilidad).

Estos son los países más sostenibles de 2020
Concretamente, un 98% de los expatriados residentes en el país nórdico valoraron positivamente la naturaleza de Finlandia, un 95% la calidad del aire y un 96% la del agua. Superan además la media mundial obtenida en estos campos tras realizar más de 15.000 encuestas y que se fijan en el 82%, el 62% y el 72% respectivamente.
También se muestran satisfechos estos finlandeses de adopción con las políticas de cuidado del mediomabiente puestas en marcha por el gobierno (89%) y con la gestión de residuos y los esfuerzos por reciclar (90%).
Estos datos se obtienen de la primera edición del Environment and Sustainability Report elaborado en base a los datos extraídos del informe Expat Insider 2020 para cuya creación se entrevistó a más de 15.000 expatriados de 173 nacionalidades diferentes residentes en 181 países o territorios. Que en este informe solo se incluyan 60 países se debe a que se requiere la respuesta de un mínimo de 75 personas en cada uno.

Tras este estudio global se encuentra InterNations, una comunidad internacional de expatriados que incluye a unos 4 millones de personas en 420 ciudades de todo el mundo, y en él se ha analizado cuál era el grado de satisfacción en una escala del 1 al 7 con factores como la calidad del aire, el entorno natural, agua y saneamientos, la disponibilidad de alimentos y servicios ecológicos, suministro de energía y la gestión de residuos y la infraestructura de reciclaje. También se les preguntó sobre la percepción que tenían de las políticas de los gobiernos para proteger el medioambiente y del interés de la población local por estos temas.
El resto del TOP 10 se caracteriza por una fuerte presencia europea que corre a cargo de Suecia (2), Noruega (3), Austria (4), Suiza (5), Dinamarca (6), Alemania (8) y Luxemburgo (10), y que únicamente se ve alterada por la aparición de Nueva Zelanda y Canadá en los puestos siete y nueve respectivamente.

España, por su parte, no se encuentra entre los 10 países más sostenibles del estudio, pero no hay que bajar mucho en el ranking, únicamente hasta el puesto 20, para encontrarla.
El punto fuerte que le ha permitido escalar hasta esta posición es la calidad de sus entornos naturales, un factor con el que el 91% de los encuestados declaró sentirse satisfecho frente al 82% en el que queda fijada la media global. Destaca también por la calidad del aire, donde obtiene la satisfacción de un 70% de los expatriados residentes en España frente al 62% de media mundial.

¿El punto débil de España en este ámbito? La percepción de las políticas que emprenden los gobiernos y el interés de la población local por los temas medioambientales. A pesar de superar la media global (55%), tan solo el 58% de los expatriados residentes en España considera que el gobierno apoya políticas para proteger el medioamiente. Además, solo el 51%, frente al 48% de media mundial, considera que la población se muestra preocupada por estos asuntos.
Respecto al resto de factores analizados, el 70% de los preguntados en España valora positivamente la gestión local que se hace de los residuos así como la infraestructura de reciclado y el 68% está contento con la disponibilidad de alimentos y servicios ecológicos.

Más información.

Cómo es estudiar fuera de España en el año del coronavirus

Cómo es estudiar fuera de España en el año del coronavirus

Estudiar en el extranjero en la época del Coronavirus es posible. Para este nuevo curso, la Fundación Mutua Madrileña ha concedido 45 nuevas becas de posgrado a estudiantes españoles que desafían la pandemia para seguir con su educación y forjar su futuro laboral.

Este curso académico ha traído muchas novedades a los estudiantes, también a los que han desafiado la pandemia y seguirán sus estudios de posgrado en el extranjero. Socializar por Zoom, viajar con mucha antelación al país de destino para pasar la cuarentena y estar “limpio” el día que inicie el curso o formatos semipresenciales, son algunas de las novedades con las que se han encontrado los jóvenes españoles que seguirán sus estudios en el extranjero en el año que marcó la covid-19.

Hasta 45 jóvenes estudiantes de posgrado de toda España tendrán mucho que contar a sus familiares y amigos porque han desafiado un curso incierto para hacer las maletas y viajar a universidades de todo el mundo donde continuar su formación. Todos ellos han sido beneficiarios de una de las becas de posgrado que la Fundación Mutua Madrileña viene concediendo desde hace 15 años a hijos de sus mutualistas.

“La mayor parte de los eventos sociales de las primeras semanas, destinados a conocer a gente y socializar, han sido reemplazados por equivalentes virtuales a través de plataformas como Zoom”, cuenta Alejandra Martinez, licenciada en Ingeniería Aeroespacial por la Universidad Rey Juan Carlos y que se ha trasladado a Reino Unido para cursar un master en Dinámica y Control de Vehículos Autónomos en la Universidad de Cranfield.

“Con el objetivo de no perder clase, muchos españoles, franceses o indios, hemos tenido que venir con suficiente antelación para que no nos afectara en el desarrollo normal del curso”, añade la joven beneficiaria de una de las 45 becas, dotadas de 12.000 euros anuales y por un periodo máximo de dos años, y que se conceden en función de criterios de excelencia académica.

Algo similar le pasa a Álvaro Martínez, también en el Reino Unido: “Se ven pocas personas por el campus. En general las actividades son online o en grupos muy limitados”. Álvaro se ha trasladado hasta la Universidad de York para realizar un máster en Energía de Fusión que, como explica este graduado en Física, “la idea de poder obtener una energía tan potente como la de una central nuclear, pero limpia y mucho menos peligrosa, me resultaba fascinante”.

Hasta Brasil se trasladará en noviembre Adrián Cuesta, pues el inicio del segundo curso de su Máster Internacional en Ecología Aplicada (IMAE), que cursa entre Portugal, Alemania y Brasil se ha retrasado. De hecho, la declaración del estado de alarma el pasado mes de marzo le pilló en el país americano: “Cuando comenzó la pandemia me encontraba en Brasil. Fue una experiencia extraña vivir desde lejos cómo se desarrollaba la pandemia y empezaba el confinamiento en España, mientras en Brasil se mantenía la normalidad. Para nosotros era algo tan surrealista que no llegamos a concebir la gravedad de la situación hasta que nuestra clase fue cancelada y empezó el proceso de intentar regresar a nuestros propios países. En pocos días el estado de alarma se intensificó mientras nos encontramos en una carrera a contrarreloj para encontrar la forma de volver a casa mientras se iban cancelando vuelo tras vuelo y las fronteras empezaban a cerrarse. Finalmente conseguimos volver a Portugal y tras confinarnos juntos en cuarentena por dos semanas pudimos volver a nuestras respectivas casas”.

Adrián Cuesta estudia un máster internacional en Ecología Aplicada en Brasil.Por su campo de especialización, Adrián Cuesta tiene ideas muy claras sobre la importancia de la conservación de la naturaleza: “En mi cuarto de siglo de vida ha tenido lugar una pérdida de biodiversidad y espacios naturales sin precedentes. Las consecuencias de esta crisis medioambiental pueden ser nefastas y están empezando a verse. La pandemia actual es causa de una enfermedad zoonótica cuyo origen radica en la desestabilización de los ecosistemas naturales. Si no actuamos pronto muchas más crisis nos esperan en un futuro no tan lejano y con efectos aún más devastadores”.

El programa de becas de posgrado para hijos de mutualistas con más de 20 años de antigüedad en Mutua es una de las múltiples vías a través de las que Mutua Madrileña revierte parte de sus beneficios hacia sus mutualistas. Desde su primera edición, la Fundación Mutua Madrileña ha invertido cerca de 11 millones de euros en la concesión de más de 620 becas de ampliación de estudios en el extranjero. Mentes españolas que tienen mucho que aportar en un futuro cercano y que el virus no ha logrado detener. Adrián Cuesta lo confirma: “El mundo necesita jóvenes profesionales con una visión global para enfrentarse a este problema que afecta al planeta entero”.

Más Información

Las becas Erasmus en tiempos de pandemia

Las becas Erasmus en tiempos de pandemia

Cada año, una gran cantidad de estudiantes tienen la oportunidad de disfrutar la experiencia universitaria en un país extranjero, de manera que pueden aprender un idioma al mismo tiempo que completan sus estudios y disfrutan de una aventura extrafronteriza. Sin embargo, el panorama para el curso 2020/21 es un tanto diferente, ya que las restricciones a la movilidad por la situación epidemiológica aún son muy estrictas.

De esta manera, se plantea una modalidad híbrida que combine la formación online en un primer momento, con la posibilidad de viajar al país de destino una vez la situación haya mejorado.

La beca Erasmus+ del próximo curso 2020-2021 comenzará de forma telemática, según explica el SEPIE (Servicio Español para la Internacionalización de la Educación). Cuando las circunstancias lo permitan, los becados podrán trasladarse al país de destino.

La movilidad sigue siendo uno de los pilares básicos sobre los que se sustentan estas becas. En este sentido, la Comisión Europea apuesta por lo que se conoce como “Blended mobilities” que es una modalidad educativa que aúna la movilidad física y la virtual.

En esta edición se suma un total de 17.860 movilidades. Además, se han repartido casi 46,3 millones de euros en proyectos de movilidad Erasmus+ entre Formación Profesional, Educación Escolar y Educación de Personas Adultas.

En cuanto a la movilidad del personal de organizaciones de educación y formación, cuya duración es más corta que la de los estudiantes, el SEPIE afirma que “se podría considerar elegible un periodo de movilidad virtual, mientras persista la causa de fuerza mayor”

El SEPIE es un organismo adscrito al Ministerio de Universidades que desarrolla su actividad como Agencia Nacional del programa Erasmus+ en los ámbitos de la educación y la formación en España.

Más información. 

«CONECTA”: El programa de ayuda a la movilidad internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores

«CONECTA”: El programa de ayuda a la movilidad internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores

El covid-19 está dejando serias secuelas en la forma de entender la movilidad, el turismo y los viajes de negocios. Pero para que la economía se reactive es necesario darles un impulso a los diferentes sectores que, durante el confinamiento, se han visto paralizados. En los últimos meses, las dudas sobre las condiciones y requisitos para poder viajar a otras naciones se han disparado. Es por eso que el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha lanzado “CONECTA Movilidad Internacional”, un servicio telefónico que pretende facilitar los desplazamientos internacionales de todos aquellos empresarios, trabajadores, profesionales o técnicos que tengan necesidad de emprender viajes internacionales pese a las severas restricciones derivadas de la COVID-19.

A través de una plataforma telefónica y con una simple llamada al 060 (+34 911252122 desde el extranjero), los usuarios podrán plantear consultas específicas sobre los condiciones y requisitos de entrada de los diferentes países, las medidas sanitarias que se establecen y qué vías se pueden adoptar para flexibilizarlas ante la necesidad de hacer esos viajes.

Gracias a esta novedosa herramienta, cuyo carácter es esencialmente informativo y temporal con la vigencia que determine las medidas internacionales derivadas de la COVID-19, también se atenderán las consultas relativas a los requisitos y los trámites necesarios para entrar en España por causas empresariales o profesionales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación canalizará de una manera uniforme todas las consultas que lleguen a los diferentes departamentos por diversas vías y dará respuestas homogéneas y precisas por parte de la Administración.

Con ese objetivo, el teléfono estará atendido por cuatro personas al día, repartidas en dos turnos, de lunes a viernes y entre las 9.00h y las 14.00h. La previsión es atender unas cien llamadas diarias, lo que daría una atención de 500 llamadas semanales.

La información que se facilite se revisará diariamente con los contenidos suministrados, además desde el propio Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, por los departamentos competentes de los Ministerio de Santidad, de Interior y de Comercio.

Esta nueva herramienta, que estará disponible desde el lunes 8 de junio, viene a cubrir una demanda que se venía detectando desde diferentes departamentos de la Administración y, además, permitirá identificar con mayor precisión los países en los que hay un mayor déficit de información práctica para este colectivo que se ve en la necesidad de viajar pese a las severas restricciones impuestas por la COVID-19.

Una vez hecho el análisis de esa información, el Ministerio de Asuntos Exteriores Unión Europea y Cooperación junto con el de Industria, Comercio y Turismo dispondrán de los elementos suficientes para reforzar los canales de información a través de las Embajadas y Consulados de España en el exterior, así como por la red de Oficinas Comerciales de las que dispone el Estado si fuera necesario.

Durante 2019, unos 4,5 millones de personas salieron desde España por motivos laborales mientras que fueron 5,4 millones los que se desplazaron hasta nuestro país por esos mismos motivos. España cuenta con unas 6.000 filiales de empresas españolas con negocios en el exterior que dan empleo a cerca de unas 800.000 personas y que generan una cifra de negocio anual de 200.000 millones de euros. La mayor parte se concentra en América (404.000 personas), Europa (273.000 personas) y Asia (60.000 personas).

España es el segundo país que más exporta de la Unión Europea, sólo por detrás de Alemania. La exportación de bienes y servicios supone el 34,7 por ciento del PIB; y eso nos sitúa como el undécimo país del mundo en exportación de servicios y el decimosexto exportador mundial de mercancías.

Más información. 

Turismo en la era del covid-19

Turismo en la era del covid-19

La pandemia ha descolocado el turismo y la manera de entenderlo. Atrás quedan las imágenes de la Fontana di Trevi repleta de deseosos de lanzar sus monedas, de las colas para subir a la Torre Eiffel o de las masas de turistas que cada verano recorrían el Mediterráneo a bordo de un crucero. Aunque hablemos de “nueva normalidad”, todos sabemos que, en cuanto al turismo, aún queda mucho para que todo vuelva a ser como antes.

Es importante que aceptemos que, el turismo tendrá que reinventarse y amoldarse a la era del covid-19. Para Andrés Jaque, director del Programa de Diseño Arquitectónico Avanzado de la Universidad de Columbia, lo que viene será “un modelo de convivencia socio-ecológica, basado en el cuidado mutuo entre las comunidades humanas y el medio ambiente”. El turismo dejaría de formar parte de esa cadena de consumismo rápido y sin filtro, para convertirse en “una actividad vinculada al mantenimiento de redes de afectos y de colaboraciones laborales, culturales y de activismo ciudadano a largo plazo”. Este planteamiento, suena hasta esperanzador.

La desaceleración que estamos viviendo se debe más que a nada al descenso de ingresos y de caída económica generalizada. Por eso, Philipp Weghmann cree que menos ingresos y menos vuelos, llevarán a un menor turismo de masas pero, en cambio, a un resurgir del turismo nacional y rural. Mientras que otras tendencias vendrán con fuerza “el ecoturismo seguirá creciendo. Spa, bienestar, yoga, meditación… serán una parte integral o la única razón de muchos viaje de placer. Los viajeros buscaran empresas que practiquen la sostenibilidad tanto en el medio ambiente como en la comunidad”.

En resumen, aquello de hacer colas, de conseguir la foto perfecta sin que nadie pase por delante del objetivo o el tener que reservar con meses de antelación parecen ya anécdotas del pasado. Habrá recuperación del sector, aunque ahora parezca muy lejana.

Más información. 

¿En que países está permitida la entrada de viajeros españoles?

¿En que países está permitida la entrada de viajeros españoles?

Este verano está marcado por el turismo dentro de nuestro país y explorar todos los rincones y posibilidades que nos ofrece: las playas del norte o del sur, el Mediterráneo o el Atlántico, los Pirineos o Gredos, la España de interior o las islas. En cambio, si tu destino ideal está fuera de nuestras fronteras, aquí te dejamos un listado de países a los que si puedes viajar, y aquellos donde los españoles tienen restringido el acceso.

Países a los que se prohíbe la entrada de españoles

-Todos los países del continente americano, excepto Ecuador, México y la Guayana Francesa.

-La gran mayoría de países de África salvo, por ejemplo, Etiopia o Túnez, donde los viajeros españoles deberán pasar la cuarentena. En el caso de Egipto, Tanzania o Camerún se exige únicamente que los españoles recién llegados cumplan las medidas de seguridad propias de cada país.

-Indonesia

A continuación, el listado de países en los que se debe hacer cuarentena al llegar:

  • Azerbaiyán
  • Benín
  • Camboya
  • Corea del Sur
  • Finlandia
  • Granada
  • Hungría
  • Irán
  • Irlanda
  • Islandia
  • Islas Cook
  • Lituania
  • Papúa Nueva Guinea
  • San Vicente y las Granadinas
  • Santa Lucía
  • Seychelles
  • Ucrania
  • Uzbekistán

Otros países, muchos de ellos en el continente europeo, no obligan a los españoles a pasar una cuarentena, sino que únicamente se les exige que cumplan con las medidas sanitarias propias. Entre estos países, nos encontramos con:

  • Albania
  • Antigua y Barbuda
  • Bahamas
  • Bangladesh
  • Bielorrusia
  • Bulgaria
  • Chipre
  • Dinamarca
  • Estonia
  • Grecia
  • Italia
  • Jamaica
  • Laos
  • Moldavia
  • Montenegro
  • Portugal
  • Turkmenistán
  • Turquía

En el espacio Schengen las restricciones son menores y, por eso, la mayoría de países de la unión admiten a viajeros que pertenezcan a la Unión Europea, algunos de estos países son:

  • Alemania
  • Austria
  • Bélgica
  • Francia
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Republica Checa
  • Suecia

Más información. 

La Universidad de León concede hasta 80.000€ en becas internacionales

La Universidad de León concede hasta 80.000€ en becas internacionales

La Universidad de León busca atraer el talento internacional a través de un programa de becas de excelencia. A principios de mes, el vicerrectorado de Relaciones Internacionales de la Universidad de León abría la convocatoria para 20 becas de excelencia académica para alumnos internacionales que vayan a cursar sus estudios de grados o master en el curso 2020-2021.

A través de este programa que ahora se conoce como “TalentUnileon”, la universidad busca una mayor proyección de la institución, y fomentar “un proceso de internacionalización por medio de la atracción de talento internacional”, tal y como explica Roberto Baelo, vicerrector de Relaciones Internacionales. Aunque la universidad cuenta actualmente con casi un millar de estudiantes de otras nacionalidades, el programa de becas busca que, más allá de los estudiantes Erasmus, la universidad tenga estudiantes extranjeros “propios”.

La mitad de las becas se destinaran a estudiantes extranjeros que comiencen en la ULe en cualquier de los grados que se ofertan; la otra mitad se destinará a aquellos alumnos internacionales que opten a uno de los 37 másteres que tiene la universidad. La beca cubrirá el coste del estudio del expediente académico, la matrícula así como una ayuda adicional de 1.800€ destinado a cubrir un seguro de salud y el desplazamiento. Para ello, los candidatos deben acreditar un nivel B1 de español, de acuerdo al CERF, haber residido fuera de España durante los últimos 15 meses, y tener una media de 8 en una escala de 10 en los estudios por los que se presentan. El plazo para realizar las solicitudes para cursar un master será hasta el 20 de julio, mientras que los grados hasta el 21 de julio.

Una vez presentada la documentación que se solicita, el candidato recibirá por correo un enlace para realizar una entrevista personal a través de Google Meet, en este se especificará la fecha y la hora en la que tendrá lugar. Una vez realizado este trámite, la Comisión de Valoración emitirá una primera lista que, antes de ser publicada, deberá ser aprobada por el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales en el plazo de un mes. Para los estudiantes que consigan una de estas ayudas, la universidad pondrá a su disposición un curso intensivo de español de 40 horas que comenzará antes del curso.

Más información. 

Global Human Capital Group ha publicado el ‘Ránking global: 500 mejores portales de empleo del mundo’

Global Human Capital Group ha publicado el ‘Ránking global: 500 mejores portales de empleo del mundo’

La economía global atraviesa una etapa de incertidumbre. La crisis provocada por el Covid-19 ha derivado en una situación irregular en la economía nacional e internacional, así como en un constante aumento de las cifras de desempleo. Aunque la recuperación es un tanto incierta, durante esta crisis hemos visto el lado más humano de instituciones y empresas, desarrollando iniciativas solidarias para vencer este virus y las consecuencias que de él derivan.

Global Human Capital Group, consultora internacional de selección del talento, ha elaborado el Ránking global 500 mejores portales de empleo del mundo’. Este proyecto, se enmarca dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Pues en estos momentos, los principales portales de empleo están desarrollando una gran labor para conectar a solicitantes y empresas, y necesitan un aumento de visibilidad. Puedes consultar en su página web las infografías realizadas según el continente.

El ránking ha encuestado a 228 países diferentes para identificar los 500 portales de empleo más relevantes de todo el globo. Los resultados apuntan a que, durante la pandemia, las ofertas de empleo se han visto reducidas en un 41% con respecto al mismo periodo del año anterior. Asimismo, la misma encuesta indica que la mayoría de ofertas publicadas están relacionadas con el campo de la Tecnología (68%) y las ventas (71%).

Global Human Capital Group, que forma parte de la red de empresas de Llavexterior, espera contribuir a la reactivación de la economía y evitar, en la medida de lo posible, un incremento desmesurado de las cifras de desempleo. Amparo Díaz Llairo, CEO de GHCG, ha señalado que “El mundo necesita una reorganización mundial del mapa talento, estamos en un nuevo mundo donde el talento global será interconectado con humanos, inteligencia artificial y robots”. Por lo que el sector tecnológico será clave en la recuperación de la economía.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar